Translate The Blog:

viernes, 3 de mayo de 2013

La persona que tanto tiempo esperé - Parte II

Después de esto, él me invitó a caminar, para después sentarnos en unas jardineras en la escuela, comenzamos a platicar de todo y nada a la vez, comenzó por hablarme sobre él, haciéndome ver el gran chico que era….

– Me gusta cantar, tocar la guitarra y el piano, actuar y leer en mis ratos libres, además, amo dibujar, tomar fotografías y sueño con viajar por todo el mundo. – Me afirmó.

- ¿Acaso hay algo que no hagas bien? – Le dije. Estaba realmente sorprendida. Antes de ese día, creía que él era solo otro chico popular y apuesto que disfrutaba de ser el centro de atención, ¿pero ahora? Todo había cambiado. Resultó ser un chico realmente profundo y honesto, lleno de sueños y aspiraciones. Alguien que tenía mil y un talentos bajo la manga y los ocultaba sólo para no llamar la atención de todos.

- ¿Qué me dices de ti?

- Bueno, creo que coincido en algunas cosas contigo, amo la música, aunque no sea muy buena en ello, leer es una de mis pasiones, dibujar se me da muy bien y amo las fotografía, en especial las de paisajes, por lo que también sueño con viajar alrededor del mundo con una cámara en mano, para poder inmortalizar todos esos momentos mágicos que vaya viviendo.

Justo en ese momento parece que nuestras miradas se conectan, algo sucede dentro de mí y siento esa chispa en mi interior, esa que había esperado por tanto tiempo. Tantas veces creí haberme enamorado, pero fue hoy cuando realmente comprendí qué era ese sentimiento.

Sin darme cuenta, tus manos entrelazan las mías, y una sonrisa envuelve nuestros rostros. Yo me encuentro en un paraíso al ver tus ojos, brillantes y perfectos. Entonces, dices esas palabras que he esperado escuchar desde hace tanto tiempo… - Eres perfecta, justo como imaginé a mi chica ideal alguna vez. – y justo en ese momento, el tiempo se detiene, todo comienza a tomar sentido, veo pasar mi vida frente a mis ojos, me veo derrumbada en mi habitación llorando, recordando a aquel chico que nunca fue lo que yo imaginé, tantos chicos que creí eran el indicado, siendo solo un espejismo.

Finalmente comprendo que todo este tiempo estuve esperando por ti, por este preciso momento en que nuestras almas se encontraran y se dieran cuenta que estaban destinadas a estar juntas; justo en ese momento me siento completa, ya nada me falta, finalmente un tu y yo es verdadero y me alegro que seas tú quien me enseñe todo esto.

- Y tú eres justo la persona que tanto tiempo esperé – Finalmente contesto, y sin darme cuenta, tu tomas tiernamente mi cara con tus manos, siento el calor en mi rostro y acto seguido me besas tiernamente en los labios. Si antes creía haber probado la perfección, me había equivocado. Nada se comparaba con este mágico momento en el que finalmente estábamos unidos. Yo te abracé, alargando ese beso, sintiendo cada inexplicable sentimiento, hasta el momento de mirarnos nuevamente, tú sonreías, al igual que yo, para después besarme una segunda vez, más tiernamente que la primera.

En ese momento, me pediste ser tu “princesa”, prometiste ser mi príncipe, defenderme, cuidarme y jamás defraudarme, lo dijiste tan suavemente, que parecía que recitaras un poema especialmente para mí, por lo que no pude evitar derramar una lágrima de alegría, la cual rápidamente detuviste con un abrazo, el cual correspondí sin pensarlo.

Pudieron pasar segundos u horas, todo era tan perfecto que perdí la noción del tiempo. Entonces te miré nuevamente y con una sonrisa de oreja a oreja dije – Si, si quiero – haciendo más que oficial ese sentimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario