Translate The Blog:

jueves, 28 de febrero de 2013

¿Para qué?




¿Para qué seguir engañándome? ¿Por qué seguir fingiendo que ya no eres nadie para mi, que ya no eres importante, que ya no me duele tu partida, si en realidad hoy te siento más presente que siempre?.


¿Para qué aparentar no hablarnos, cuando por dentro estoy gritando que me mires? Nadie parece notarlo, nadie me conoce, ni a mí, ni a mi historia, nuestra historia. Más aun, todo aquello que alguna vez fue real para los dos y hoy no es más que un difuso recuerdo. ¿Por qué tenía que pasar el tiempo? Tantas veces desee que tu y yo nos reuniéramos de nuevo, y aquí estoy, sentada en el mismo salón de clases que tu, como hace varios años atrás, solo que esta vez cada quien está por su lado y aparenta no recordar.

Es en ese momento en el que te miro a los ojos y finjo no recordarte, en el que me derrumbo por dentro, deseando salir corriendo y llorar. No puedo decírselo a nadie, mas cuando reúno el valor para hablar de ello, mis ojos se llenan de lágrimas y no puedo continuar. Fuimos una linda historia que todos deseaban protagonizar, mas nadie le daba este final. Cómo quisiera regresar el tiempo y detenerlo ahí, justo en la primera vez que te vi, y así poder vivir ese sentimiento una vez más, para recordarme porque sigo aquí, esperando por una segunda oportunidad.

martes, 26 de febrero de 2013

miércoles, 20 de febrero de 2013

Heme aquí.


Heme aquí, tratando de revivir los recuerdos que alguna vez fueron mi día a día, tratando de recordar aquella persona que solía ser y que el mismo tiempo se fue llevando, convirtiéndome en alguien más; heme aquí esperando por tantas respuestas que quizá jamás llegarán, esperando por todos aquellos momentos que soñé junto a ti.

Comienzo por el primer día en que te vi, cuando nos conocimos y hablamos por primera vez, y es ahí, justo en ese momento en el que me doy cuenta de que, por más que lo evité, he olvidado el sonido de tu voz y tu risa, tu imagen en mi cabeza cada vez es más tenue, al igual que cada día a tu lado. Me pregunto qué es lo que nos sucedió... el tiempo, viene y se va, llevando consigo todo aquello que nos fue importante alguna vez. ¿Sera que aun piensas en mí? ¿Que comprendes exactamente lo que sucede conmigo? o si simplemente supiste ser fuerte y avanzar. Me pregunto si alguna vez he logrado marcar la vida de alguien, como tú lo hiciste conmigo, y es entonces cuando todo se viene abajo. Desearía ser ese tipo de personas que tienen el mundo a sus pies, pero luego pienso, ¿todos esos amigos serán verdaderos? ¿Esos juramentos de amor serán para siempre? o simplemente son personas que por más acompañadas que estén, siempre se sentirán solas por dentro. 

Tú siempre sabías que decir cuando me encontraba en esta situación, cuando necesitaba a alguien a mi lado porque simplemente me sentía sola, tú eras mi rayito de esperanza, aquel que dio luz a todo lo que los demás habían oscurecido. Pero luego te marchaste, y….  heme aquí. Recordando y tratando de poner cada cosa en su sitio. Sí, tal vez ya no estés conmigo, tal vez te has marchado, llevándote todo contigo, pero tengo una esperanza, ya que gracias a ti, aprendí lo que era un amigo, uno verdadero, por lo cual, continúo mi búsqueda de aquel que sepa igualmente el significado de esta palabra, aquel que logre enamorarme por su manera de ser, de pensar, de hablar y de tratarme, y, es en este momento en el que me doy cuenta que quizá, mi búsqueda haya terminado, porque tengo un nuevo amigo, el cual hace que despierte cada día con una sonrisa en el rostro, si, creo que después de tantos años, he encontrado a quien estaba buscando ........